Todas las entradas de: Guillermo A.

¿Voz adecuada para una Cuña de Radio?

La elección de la voz adecuada para la producción de una cuña publicitaria, normalmente suele pasarse por alto.
De forma casi habitual, los medios de comunicación radiofónicos, aún viviendo exclusivamente de la venta de espacios publicitarios cargados de Cuñas Radiofónicas, suelen valorar poco, el acabado final de éstas.
Bien sea con un texto poco pensado, escrito al azar, y/o con la elección de cualquier voz, para sacar esa cuña ” como sea”, contribuyendo finalmente y bien poco, a incrementar las ventas del cliente final.

Por suerte y en muchos casos, las emisoras no cobranestos “Trabajos”, aunque como decía aquel: “lo gratis, al final, sale caro”.

Cuñas Publicitarias 300x247 ¿Voz adecuada para una Cuña de Radio?

Bueno, vamos a lo que vamos, La elección de la Voz.

Primero, partamos de la base de disponer de un texto bien elaborado, en el que NO se diga desde el principio, el nombre del negocio o producto (qué típico y cutre…),
a partir de ahí, deberíamos saber a qué público queremos llegar (Target), (Hombres o Mujeres, Infantil, Joven, Padres o Ambos).
Algo tan sencillo, no siempre se tiene en cuenta.

Una voz joven o madura, alegre o seria, con matices en lo que expresa, o fría, va a contribuir positiva o negativamente, a que La cuña radiofónica que elaboremos para nuestro cliente, cumpla realmente el propósito para el que ha sido creada; Vender, Promocionar, Informar…

Para conseguir una buena cuña publicitaria o cuña de radio, deberíamos contribuir con alguna selección de efectos y músicas de librería, y por supuesto; una voz adecuada, que no necesariamente ha de ser una voz grave, engolada, sobre-actuada o tan plana que quien la escuche no quiera saber nada de quien se anuncia en ella.

En resumen, la voz adecuada para la cuña publicitaria, no solo depende de que te guste una voz, sino de que “case” con el copy, y vaya con el mensaje y target al que te dirijas.

El arte de la cuña

Puede parecer sencillo, fácil e incluso puede pasar desapercibido, pero el mensaje radiofónico o la cuña de radio en sí, es una pequeña obra de arte.

A ver; es cierto que me encanta crear y construir, de la nada, una historia que tome forma y que después de un buen rato se convierte en una película sonora que identifique un producto, una promoción o una marca.

Lo que considero bonito de estas “creaciones”, es que no hay una igual a otra; cada una es diferente completamente.

El arte de la cuña de radio, (y que solo unos buenos publicistas saben de su extraordinario potencial, Vs. coste), está precisamente en llegar a captar tu atención sin que pierdas la mirada.

Los amantes de la cocina “crean” con un fin: sorprender a sus comensales mientras agradan con su paladar.

Los amantes de la pintura crean obras de arte, que deleitan a quienes alcanzar entender la sugerencia del autor.

No hay amantes de cuñas de radio, qué tontería, Hay amantes del trabajo bien hecho y de la productividad y eficacia del mismo, para cuyo fin fué concebido.

Después del día de la radio…

Pués eso, que después del día de la radio, ya que la cuña está sumamente ligada a la radio y, de hecho, no existiría sin ella, hemos tenido que hacer un parón y reflexión sobre la evolución del medio, que no va sólo al cambio paulatino de las ondas Hertzianas por ondas Wi-Fi o Bluetooth, también nace un inestimable avance con compañías como Ondeón, donde la radio, da un salto cualitativo y ahora más que nunca, es temática, por sectores, dirigida a un target determinado, corporativo y demandante de contenidos específicos.
La radio hecha para tí, sea cual sea tu gusto musical, afición o necesidad informativa o divulgativa.
y ya no cuento más…

¿Sabes por qué se le llama Cuña, al formato publicitario en radio?

Somos muchas las personas que hemos oído en infinidad de ocasiones las palabras Cuñas de Radio, Cuñas Publicitarias o Cuñas Radiofónicas, pero muy pocas sabrán por qué al mensaje o formato publicitario en radio se le denomina “Cuña de Radio” o “Cuña Radiofónica”, al menos en España.
Durante muchos años, la grabación de los mensajes publicitarios en la radio se almacenaba en unos cartuchos o cassettes de cinta magnetofónica, con el doble de ancho que el de la Cassette tradicional y también el doble de calidad.
142 ¿Sabes por qué se le llama Cuña, al formato publicitario en radio?
Estos Cassettes o Cartuchos, estaban creados con unas duraciones determinadas y tenían dispuesta la cinta de un modo que, al terminar de reproducirse, se quedaba de nuevo lista para ser emitida con posterioridad, sin necesidad de ser rebobinada, gracias a un sencillo sistema de “cinta sin fin”; por lo que había cartuchos de diferentes duraciones (10, 15, 20 o 30 segundos, etc…) lo que limitaba el tiempo de la grabación en este cartucho, a la cantidad de cinta magnetofónica que tuviese.
Estos cartuchos se reproducían introduciéndolos a modo de “Cuña” (ya que entraba justo en el hueco), en un equipo reproductor o “Cartuchero”.
 ¿Sabes por qué se le llama Cuña, al formato publicitario en radio?
Así que cada cartucho, contenía, normalmente, un solo anuncio publicitario, por eso el mensaje publicitario en radio, adoptó el nombre de Cuña de Radio o Cuña Radiofónica y cada cartucho, era una Cuña Publicitaria.