Archivos de la categoría Sin categoría

El arte de la cuña

Puede parecer sencillo, fácil e incluso puede pasar desapercibido, pero el mensaje radiofónico o la cuña de radio en sí, es una pequeña obra de arte.

A ver; es cierto que me encanta crear y construir, de la nada, una historia que tome forma y que después de un buen rato se convierte en una película sonora que identifique un producto, una promoción o una marca.

Lo que considero bonito de estas “creaciones”, es que no hay una igual a otra; cada una es diferente completamente.

El arte de la cuña de radio, (y que solo unos buenos publicistas saben de su extraordinario potencial, Vs. coste), está precisamente en llegar a captar tu atención sin que pierdas la mirada.

Los amantes de la cocina “crean” con un fin: sorprender a sus comensales mientras agradan con su paladar.

Los amantes de la pintura crean obras de arte, que deleitan a quienes alcanzar entender la sugerencia del autor.

No hay amantes de cuñas de radio, qué tontería, Hay amantes del trabajo bien hecho y de la productividad y eficacia del mismo, para cuyo fin fué concebido.

Después del día de la radio…

Pués eso, que después del día de la radio, ya que la cuña está sumamente ligada a la radio y, de hecho, no existiría sin ella, hemos tenido que hacer un parón y reflexión sobre la evolución del medio, que no va sólo al cambio paulatino de las ondas Hertzianas por ondas Wi-Fi o Bluetooth, también nace un inestimable avance con compañías como Ondeón, donde la radio, da un salto cualitativo y ahora más que nunca, es temática, por sectores, dirigida a un target determinado, corporativo y demandante de contenidos específicos.
La radio hecha para tí, sea cual sea tu gusto musical, afición o necesidad informativa o divulgativa.
y ya no cuento más…

¿Sabes por qué se le llama Cuña, al formato publicitario en radio?

Somos muchas las personas que hemos oído en infinidad de ocasiones las palabras Cuñas de Radio, Cuñas Publicitarias o Cuñas Radiofónicas, pero muy pocas sabrán por qué al mensaje o formato publicitario en radio se le denomina “Cuña de Radio” o “Cuña Radiofónica”, al menos en España.
Durante muchos años, la grabación de los mensajes publicitarios en la radio se almacenaba en unos cartuchos o cassettes de cinta magnetofónica, con el doble de ancho que el de la Cassette tradicional y también el doble de calidad.
142 ¿Sabes por qué se le llama Cuña, al formato publicitario en radio?
Estos Cassettes o Cartuchos, estaban creados con unas duraciones determinadas y tenían dispuesta la cinta de un modo que, al terminar de reproducirse, se quedaba de nuevo lista para ser emitida con posterioridad, sin necesidad de ser rebobinada, gracias a un sencillo sistema de “cinta sin fin”; por lo que había cartuchos de diferentes duraciones (10, 15, 20 o 30 segundos, etc…) lo que limitaba el tiempo de la grabación en este cartucho, a la cantidad de cinta magnetofónica que tuviese.
Estos cartuchos se reproducían introduciéndolos a modo de “Cuña” (ya que entraba justo en el hueco), en un equipo reproductor o “Cartuchero”.
 ¿Sabes por qué se le llama Cuña, al formato publicitario en radio?
Así que cada cartucho, contenía, normalmente, un solo anuncio publicitario, por eso el mensaje publicitario en radio, adoptó el nombre de Cuña de Radio o Cuña Radiofónica y cada cartucho, era una Cuña Publicitaria.