Archivos de la categoría Sin categoría

¿Hilo Musical o Experinecia sensorial?

Son muchísimas las compañias que ofrecen servicios de Hilo Musical, Hilo musical con publicidad o hilo musical gratuito, y pocos los clientes que dejan de considerar, que lejos de ambientar con música sus espacios abiertos al público, están contribuyendo, necesariamente, a una “experiencia” auditiva, o sensorial.

Son estas experiencias, las que perciben los clientes e intuitivamente, acaban relacionando con la marca y con el recuerdo de lo que han comprado, cómo ha sido la compra, con quién iban, o si tararearon una melodía mientras estuvieronn allí.

Recientemente, visité un estableciemento en el que me llamó muchísicmo la atención, la perfecta elección de música en combinación con los contenidos de voz que escuché.

Teniendo en cuenta que asesoramos a clientes en este sentido, pregunté quién les hacía el Hilo Musical y así llegué a Ondeón.

Según pude leer en su web, Esta compañía está especializada en crear experiencias sensoriales basadas en el audio creando entornos con experiencias únicas a Farmacias, Salas de espera en clínicas y otros tipos de negocio.

Y es que la importancia de la música en los espacios abiertos al público, si no son para crear sinergias positivas o experiencias sensoriales, no sirve para mucho.

Cuando escuchas un anuncio de TV

Si, he dicho bien, porque parece que cuando hablamos de un spot de tv o anuncio de tv, solo se ve pero… ¿y el sonido?, ¿y los efectos? y ¿La Voz?, y ¿la Música? …

Siempre hay un extraordinario trabajo que apenas se percibe pero sin el cuál, el resultado del producto AudioVisual, sería muy diferente.

Lo mismo sucede con los videos corporativos, en los que se cree que con sólo ponerle una voz, ya está.

La elección de voz para Video corporativo o spot de TV sí es esencial, pero hacer un buen soudtrack para este tipo de trabajos, repercutirá a la hora de conseguir los resultados que se desean para el cliente final al que va dirigida la pieza.

El arte de la cuña

Puede parecer sencillo, fácil e incluso puede pasar desapercibido, pero el mensaje radiofónico o la cuña de radio en sí, es una pequeña obra de arte.

A ver; es cierto que me encanta crear y construir, de la nada, una historia que tome forma y que después de un buen rato se convierte en una película sonora que identifique un producto, una promoción o una marca.

Lo que considero bonito de estas “creaciones”, es que no hay una igual a otra; cada una es diferente completamente.

El arte de la cuña de radio, (y que solo unos buenos publicistas saben de su extraordinario potencial, Vs. coste), está precisamente en llegar a captar tu atención sin que pierdas la mirada.

Los amantes de la cocina “crean” con un fin: sorprender a sus comensales mientras agradan con su paladar.

Los amantes de la pintura crean obras de arte, que deleitan a quienes alcanzar entender la sugerencia del autor.

No hay amantes de cuñas de radio, qué tontería, Hay amantes del trabajo bien hecho y de la productividad y eficacia del mismo, para cuyo fin fué concebido.

Después del día de la radio…

Pués eso, que después del día de la radio, ya que la cuña está sumamente ligada a la radio y, de hecho, no existiría sin ella, hemos tenido que hacer un parón y reflexión sobre la evolución del medio, que no va sólo al cambio paulatino de las ondas Hertzianas por ondas Wi-Fi o Bluetooth, también nace un inestimable avance con compañías como Ondeón, donde la radio, da un salto cualitativo y ahora más que nunca, es temática, por sectores, dirigida a un target determinado, corporativo y demandante de contenidos específicos.
La radio hecha para tí, sea cual sea tu gusto musical, afición o necesidad informativa o divulgativa.
y ya no cuento más…